Category Archives: Economía de los cuidados

Terminamos reflexionando sobre la importancia de los trabajos de cuidados para avanzar hacia una economía al servicio de las personas

Fuente www.iesmanueldefalla.es

Fuente www.iesmanueldefalla.es

El itinerario de talleres acaba en el IES Manuel de Falla, en el municipio de Maracena, con un taller sobre Economía de los cuidados.

Desde que han comenzado los talleres en este centro, el 4 de diciembre, se han sumado al proyecto 84 alumnos y alumnas, de 4º A, C y D.

Durante la ultima sesión nos hemos acercado a qué son los cuidados y los trabajos de cuidados, y hemos aprendido que en la mayor parte del tiempo, éstos permanecen invisibles, es decir que no somos conscientes de la gran variedad y cantidad de tiempo y trabajo que lleva el hecho de “cuidarnos” o “cuidar a los demás”. Ante la pregunta, ¿qué personas en nuestra sociedad realizan mayoritariamente estos cuidados?, la respuesta se ha producido casi al unísono: las mujeres. Lo que ha dado pie para profundizar en las enormes desigualdades de género derivadas del hecho de que las tareas de cuidados no se valoren ni se visibilicen en nuestra sociedad, al menos a la par que otro tipo de trabajos, relacionados con el ámbito productivo de los mercados. Y es que, ¿en qué maldito momento nos han convencido de que es más importante el trabajo que realizamos en una empresa, por ejemplo efectuando ventas, que todas las tareas que tenemos que poner en marcha para mantenernos sanos y salvos (aseo, comida, cuidados de salud como el deporte, etc.)?

Las que sufren sobre todo la consecuencia de este hecho son las mujeres, que asumen la mayoría de los cuidados sin que se les remunere ni valore, ni siquiera se les reconozcan los derechos laborales por ello… porque simplemente es como “si no existieran estos trabajos”. ¡nada más lejos de la realidad!

Sin embargo el resto de la sociedad también sufrimos el vivir en un modelo que no prioriza los cuidado y que, como consecuencia y entre otras cosas, decide emprender recortes presupuestarios en sanidad cuando hay problemas de dinero. Y nos volvemos a preguntar, ¿en qué momento nos han convencido de que salvar a la banca es más importante que nuestra sanidad?

Sobre todas estas cuestiones reflexionamos el último taller de esta primera parte del proyecto La otra actualidad, en le que acabamos preguntándonos:

¿qué está en nuestras manos? ¿Qué podemos hacer nosotras y nosotros para favorecer los cuidados en la familia, las amistades o el instituto?

queremos saber qué piensas tú:

Facebook Cambia de canal

Twitter

Canal youtube Cambia de canal

Instagram: cambia_de_canal

Los cuidados, el consumo responsable, la banca ética y la globalización neoliberal llegan a las aulas granadinas

Américo castro

Fuente sitio web Junta de Andalucía

Arrancamos con la segunda fase del proyecto La Otra actualidad en IES, el cual se va a centrar en actividades educativas en torno a los cuidados y el modelo de desarrollo actual, con el fin de transformar la realidad teniendo en cuenta que cada vez son mayores las interdependencias entre la economía global y la local y que en gran parte de ellas depende la consecución de un modelo de bienestar que reconozca los límites del planeta, y por lo tanto no agote los recursos naturales, y en el que todas las personas aspiren a una vida digna, que merezca la pena ser vivida.

Para ello, Economistas sin Fronteras trabajará con cinco centros de secundaria granadinos, dos de ellos en la capital granadina y tres en distintos municipios: IES Américo Castro (Huétor Tajar), Manuel de Falla (Maracena), Ilíberis (Atarfe), Padre Suárez y Juan XXIII de la Chana.

Durante el primer trimestre llevaremos a tres aulas de cada centro un itinerario de cuatro talleres sobre Globalización neoliberal, Consumo responsable, Economía social y solidaria, y Economía de los cuidados. Lo que supone que aproximadamente 400 alumnos y alumnas estarán implicados e implicadas, junto con 15 profesores y profesoras que les acompañarán durante todo el proceso.

Hoy hemos empezado las formaciones sobre los impactos sociales y ambientales de la Globalización neoliberal en Huétor Tajar, de la mano de los docentes de Tejiendo Redes, que serán los encargados de impartir los talleres. ¡Y la acogida no ha podido ser mejor!

Ha sido un gran comienzo para un largo e interesante camino…. ¿quieres saber cómo continúa?

Facebook Cambia de canal

Twitter

Canal youtube Cambia de canal

Instagram: cambia_de_canal

“Pinta TU barrio de naranja, 16 días de activismo contra la violencia de género”

Según este artículo publicado en el portal de Naciones Unidas, “a partir del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, hasta el 10 de diciembre, Día de los Derechos Humanos, la campaña 16 Días de activismo contra la violencia de género es un momento en el que impulsar acciones para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo.

Este año, la campaña del Secretario General de las Naciones Unidas ÚNETE para poner fin a la violencia contra las mujeres te extiende una invitación bajo el lema “Pinta TU barrio de naranja”. Haz que la campaña ÚNETE sea visible en las calles, las tiendas y los negocios de tu localidad, y organiza “eventos naranja” en tu propio vecindario”.

Si quieres saber más pincha AQUÍ

Un economía orientada a lograr una “vida que merezca la pena ser vivida”

economía de los cuidados

Te dejamos aquí un enlace con una interesante entrevista realizada a Amaia Pérez Orozco, una economista reconocida española. Pincha aquí para leer el extracto de la entrevista

Déjanos tu comentario respondiendo a las siguientes preguntas:

Si miras a tu alrededor, te darás cuenta  que la mayoría de las personas que realizan las tareas de cuidados que permiten que tú puedas tener una vida sencilla, agradable y sana (tener la comida cocinada cuando te sientas en la mesa, tener tu casa y tu ropa limpia, tener la compra hecha, etc, etc….), suelen ser mujeres (madres, abuelas, “chachas”, etc.).

Ahora piensa en qué ocurriría si estas personas, en su mayoría mujeres, se negaran a realizar estas tareas de cuidados por la razón que sea (por ejemplo, porque tienen un trabajo fuera de casa que nos les deja tiempo para hacer las tareas domésticas). ¿Te parecería justo para las mujeres que tomaran esta decisión, crees que están en su derecho de hacerlo?  ¿por qué? Y si ahora piensas en tu vida, ¿te parecería justo que nadie se preocupara por que tú tengas los cuidados que necesitas para vivir bien?, ¿por qué?

Si estás de acuerdo con que los cuidados son importantes para que todas las personas puedan vivir bien, entonces deberías poder pedirle responsabilidades a tu Gobierno, ya que nuestros gobiernos deben de velar por que las necesidades básicas (comer, tener salud, vivir en una casa digna, etc.) de todas las personas estén cubiertas. Si pudieras hacer una petición a tu Gobierno para que actúe con el fin de que ni tu ni ninguna otra persona en tu pueblo se quede sin los cuidados que necesita para para vivir dignamente: ¿qué le pedirías a tus gobernantes?: ¿sanidad pública para todos y todas?, ¿que contrate a trabajadores públicos para que vayan a las casas a hacer las tareas domésticas?, ¿que les pague un sueldo a las “amas de casa” para que no tengan que salir fuera de casa?, ¿que cree políticas de género igualitarias para que tanto hombres como mujeres puedan involucrarse en las tareas de cuidados sin que las empresas en las que trabajan tomen represalias?, ¿alguna otra cosa que se te ocurra? ¡Argumenta tu respuesta!

Y si tuvieras que pedirle a tu Gobierno las tres tareas cuidaos que consideras esenciales para que tú y todos los ciudadanos y ciudadanas podáis tener una vida que merezca la pena ser vivida, ¿cuál sería tu lista de los tres cuidados esenciales? 

¡IMPORTANTE! Las preguntas sólo se valorarán si las respondes de forma argumentada y tienen una extensión mínima de 6 líneas.

Instrucciones para dejar un comentario: 

– Dale click a la opción que verás abajo a la derecha “Leave a reply”
– En el campo “correo electrónico: pon “respuesta@ecosfron.org”
– En el campo “nombre”: pon nombre y apellidos completos y tu instituto” para que tu profesor o profesora puedan evaluarte.
 

Manual Una economía de mucho cuidado

economía de los cuidadosUna economía de mucho cuidado es una amena y completa guía didáctica sobre la economía de los cuidados, especialmente pensada para alumnas y alumnos de enseñanza secundaria y de grados formativos medios, así como para los docentes de los centros educativos.

«Sin dar nada por sabido», esta guía irá deteniéndose en todos y cada uno de los ejes temáticos claves en torno al mundo de los cuidados, desde el propio concepto de trabajo o de economía, hasta el de cuidados, feminidad o masculinidad; remitiéndose siempre a ejemplos prácticos y cercanos a la población estudiantil a la que se dirige.

Un documento pedagógico con planteamientos teórico-prácticos que además pretende educar en valores, dar el gran salto de la aplicabilidad, poniendo en valor a los cuidados, visibilizando su carácter esencial para el mantenimiento de nuestra sociedad, resaltando su potencialidad económica y, muy especialmente, trasladándolos a la cotidianidad de las y los jóvenes estudiantes.

Descargar el material EN ESTE ENLACE

Si tienes dudas sobre cómo usarlo o quieres contarnos cómo ha sido el uso del Manual en tu clase, escríbenos a: ecosfron.andalucia@ecosfron.org

Trabajo doméstico no remunerado: ¿cuántas horas ellos y cuántas horas ellas?

Las asimetrías en el reparto de las tareas domésticas entre hombres y mujeres tienen efectos adversos sobre la igualdad de género porque como ya se intuye, la mayor carga recae sobre las mujeres.

Cuando se trata de identificar la causa por la que socialmente existen estas diferencias se suele aludir al concepto de división sexual del trabajo, el cual plantea que la asignación de roles y funciones en la sociedad se da en base al sexo de las personas.

Para analizar esta situación en Perú Las Manuelas (Movimiento Manuela Ramos), realizaron una investigación que se centró en contrastar cuántas horas al año dedican los peruanos y las peruanas de más de 12 años de edad al Trabajo Doméstico No Remunerado -TDNR-, aquel que se desarrolla en el hogar o fuera de éste y que satisface las necesidades del grupo familiar sin compensación monetaria ni bienes. Todo esto a partir de los datos recogidos en la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT 2010) por el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú.

Primero veamos el reparto de la carga global del trabajo (tanto el remunerado como el no remunerado).  Se encontró que las mujeres peruanas trabajan cada semana 9:22 horas más que sus pares hombres (ellas 77:53 horas y ellos 66:31 horas). Esto es, las mujeres peruanas trabajan 14:13 horas menos que los hombres en actividades remuneradas, pero 23:35 horas más en actividades domésticas no remuneradas.

grafico TNR

Asimismo, como se observa en la gráfica las mayores diferencias de horas en el TDNR se encuentran en actividades culinarias (9:41 horas), en el cuidado de miembros del hogar con dificultades físicas mentales o enfermedades permanentes o de edad avanzada (7:52 horas), en el cuidado de bebes, niños, niñas y adolescentes (6:25 horas), en el aseo de la vivienda (3:09 horas) y en el cuidado y confección de ropa (3:09 horas).

mar 11, 2014
by Coperación y Educación para el Desarrollo

Las asimetrías en el reparto de las tareas domésticas entre hombres y mujeres tienen efectos adversos sobre la igualdad de género porque como ya se intuye, la mayor carga recae sobre las mujeres. Cuando se trata de identificar la causa por la que socialmente existen estas diferencias se suele aludir al concepto de división sexual del trabajo, el cual plantea que la asignación de roles y funciones en la sociedad se da en base al sexo de las personas.

Para analizar esta situación en Perú Las Manuelas (Movimiento Manuela Ramos), realizaron una investigación que se centró en contrastar cuántas horas al año dedican los peruanos y las peruanas de más de 12 años de edad al Trabajo Doméstico No Remunerado -TDNR-, aquel que se desarrolla en el hogar o fuera de éste y que satisface las necesidades del grupo familiar sin compensación monetaria ni bienes. Todo esto a partir de los datos recogidos en la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo (ENUT 2010) por el Instituto Nacional de Estadística e Informática del Perú.

Primero veamos el reparto de la carga global del trabajo (tanto el remunerado como el no remunerado).  Se encontró que las mujeres peruanas trabajan cada semana 9:22 horas más que sus pares hombres (ellas 77:53 horas y ellos 66:31 horas). Esto es, las mujeres peruanas trabajan 14:13 horas menos que los hombres en actividades remuneradas, pero 23:35 horas más en actividades domésticas no remuneradas.

Asimismo, como se observa en la gráfica las mayores diferencias de horas en el TDNR se encuentran en actividades culinarias (9:41 horas), en el cuidado de miembros del hogar con dificultades físicas mentales o enfermedades permanentes o de edad avanzada (7:52 horas), en el cuidado de bebes, niños, niñas y adolescentes (6:25 horas), en el aseo de la vivienda (3:09 horas) y en el cuidado y confección de ropa (3:09 horas).

 

graf1

 

Visto esto, se puede afirmar que en promedio, las mujeres trabajan más horas a la semana que los hombres en el Perú si tomamos en cuenta tanto el trabajo remunerado como el no remunerado. La situación actual exige acciones estatales contundentes, pues cuando las mujeres trabajan remuneradamente la distribución de las tareas domésticas y de cuidado sigue siendo desigual, enfrentando jornadas de trabajo extremadamente largas y convirtiéndose en “superwoman” o “chola power”= trabajo doméstico no remunerado + trabajo remunerado + participación comunal o política.  Lo que es inadmisible y necesariamente irreversible.

Y ¿en España? según la encuesta realizada por el INE “en su conjunto las mujeres dedican cada día dos horas y cuarto más que los hombres a las tareas del hogar”. Así pues, ¡parece que hay mucho que cambiar en diferentes lugares del mundo!

Felicidades a las mujeres y a los hombres que luchan por la igualdad

tendal de la igualdadUn año más “Las Manuelas” realizaron en su ciudad natal (Puno, en Perú) el “Tendal de la Igualdad” donde los/as transeúntes colgaron cartillas con sus opiniones sobre “Si es sólo cosa de mujeres realizar los quehaceres del hogar”.
Estas son algunas de sus respuestas que se escribieron: “el Perú es un país en el cual obligan a las mujeres a encargarse solas de las tareas del hogar como si fueran las únicas que tienen manos y pies. Lo que no es cierto”, “todos podemos hacer las cosas en la casa: mujeres, varones y también los hijos”, “el respeto y apoyo entre varones y mujeres, nos permitirá edificar familias fuertes y formar hijos conscientes de sus labores”, “El hogar lo conformamos: el esposo, esposa e hijos, así que a trabajar para lograr un objetivo común en bien de la familia”, “el amor verdadero no permite que haya diferencia entre HOMBRE y MUJER”, “el papá lavando, la mamá limpiando”, “No solo las mujeres son las que deben estar preocupadas de los quehaceres del hogar, los varones también debemos apoyar y compartir en las labores que ellas hacen”, “en el hogar todos debemos ayudar sin importar el género, debemos enseñar a los pequeños que mamá y papá son iguales”.
Ahora también podemos colgar nuestro cartel en el “Tendal de la igualdad on-line”. ENTRA EN ESTE ENLACE, y participa en el “evento facebook” donde puedes escribir tu opinión sobre si las tareas de hogar son sólo responsabilidad de las mujeres.

¡Mójate!

Mujeres jóvenes, el nuevo perfil del voluntariado

mujeres voluntariasEl informe ‘Así somos: el perfil del voluntariado social en España’ pone de relieve que está habiendo un cambio del perfil de personas que colaboran con las ONG como voluntarias. El 51% son mujeres de entre 25 y 34 años que llevan más de tres años trabajando en el campo de la solidaridad.

Así, el documento elaborado por el Observatorio del Voluntariado destaca una posible tendencia hacia la “feminización” del voluntariado e indica que solamente el colectivo de mujeres de entre 31 y 64 años representa ya el 30 por ciento del total de colaboradores. Continue reading →